Michael Moore y la benevolencia humana

por John Stossel, 26 de julio de 2007

Entrevisté recientemente a Michael Moore para un próximo especial de “20/20” acerca de la sanidad. Es refrescante entrevistar a un izquierdista que admite con orgullo ser izquierdista. Me dijo que el gobierno debería proporcionar 'cuidado alimentario' así como cuidado sanitario, y que el gran gobierno funcionaría solamente con que las personas adecuadas estuvieran a cargo de él.
 
Moore agregó, “sigo su programa y sé de dónde viene… ”
 
Él sabe que yo defiendo el gobierno limitado, de modo que intentó explicar porqué me equivocaba. Empezó de una manera reveladora:
 
“Tengo que creer que, incluso si sé que estas completamente a favor de que el individuo determine su propio destino, también tienes corazón”.
 
Observe su trasnochada premisa de las palabras 'incluso si'. En la mente de Moore, a alguien que prefiere la libertad individual no le preocupan sus congéneres. Si yo tengo corazón, es a pesar de mi fe en la libertad y la autonomía para todo el mundo.
 
¿No cae por su propio peso que alguien que quiere que todo el mundo sea libre de la tiranía lo quiere en parte a causa de preocuparse por otros? Desear la libertad a otros seres humanos me parece señal de benevolencia. Pero Moore y la izquierda no lo ven de esa manera.
 
Moore cree que respetar la libertad del otro significa rehusar ayudar al menos afortunado.
Pero, ¿dónde está la conexión? Todo lo que significa es que el libertario rechaza bendecir el uso de la fuerza física (que es lo que es el gobierno) para ayudar a otros. Los métodos pacíficos -- como la caridad voluntaria -- son los únicos métodos moralmente consistentes. Yo dono alrededor de un cuarto de mis ingresos a organizaciones de caridad porque he visto que la caridad privada ayuda al necesitado mucho mejor que el gobierno.
 
Moore siguió con una lección religiosa. “Lo que las monjas me dijeron es cierto: seremos juzgados por cómo tratemos al menos afortunado de entre nosotros. Y para ser aceptados en el cielo, se nos van a plantear una serie de preguntas. Cuando estaba hambriento, ¿me alimentaste? Cuando estaba sin hogar, ¿me diste abrigo? Y cuando estaba enfermo, ¿me cuidaste?”
 
No soy teólogo, pero sí que sé que cuando a la gente le es ordenado ser caritativa por el gobierno, ello no es virtud; es obligación. ¿Por qué iba alguien a entrar en el cielo por pagar impuestos bajo amenaza de cárcel? La acción moral es la acción elegida con libertad.
 
Si la meta de Moore es ayudar al desfavorecido, debería predicar la caridad voluntaria en lugar de la acción gubernamental.
 
Asombrosamente, manifestaba una cierta comprensión de la importancia para América de la filosofía libertaria. 'John, su modo de pensar en realidad fue estupendo para este país. Hablo en serio; ayudó a fundar el país. Ayudó a convertirnos en una de las naciones más grandes, quizá la mayor, que la tierra haya visto nunca. El gobierno limitado, hágase a usted mismo, autoabastecimiento, avance constante, espíritu pionero. Es el motivo de que un montón de personas en estos otros países en realidad nos admire, a causa de esta energía americana'.
 
Hago un paréntesis aquí para señalar otra premisa trasnochada. ¿se ha fijado el lector en lo de 'autoabastecimiento'? América nunca consistió en autoabastecimiento. Una sociedad libre se compone de comunidades que cooperan voluntariamente a través de la división del trabajo. El libertarismo está lejos de ser 'autoabastecimiento'.
 
Tras reconocer que el gobierno limitado ayudó a hacer grande a América, Moore continuó para decir, 'Pero yo no creo que lo que usted sostiene es lo que nos vaya a permitir que sobrevivamos”.
 
Se refiere a que si el gobierno no garantiza alimento y cuidado sanitario a la gente, nuestra sociedad se desintegrará.
 
¿Pero por qué una filosofía que fue lo bastante buena para construir una sociedad de éxito iba a ser inapropiada para sostener esa sociedad? La libertad individual, con gobierno mínimo, hizo posible que masas de personas cooperasen para ventaja mutua. Como resultado, la sociedad podía ser rica y pacífica. Como escribió el gran economista Ludwig von Mises, 'Lo que hace posible las relaciones amistosas entre seres humanos es la productividad más elevada de la división del trabajo. ... Un interés común dominante, la preservación y la intensificación adicional de la cooperación social, se convierte en un imperativo y borra todos los conflictos esenciales'.
 
La libertad y la benevolencia van de la mano.

 
 
(c) 2007, JFS Productions, Inc. Distributed by Creators Syndicate Inc.