Gobierno Interino de Irak - Una Evaluación del Progreso Interino

por Nimrod Raphaeli, 1 de septiembre de 2004

(Publicado en  Investigación & Análisis N. 184 - Irak , el 4 de agosto del 2004,
MEMRI, The Middle East Media Research Institute)

Introducción
 
El gobierno interino iraquí del Primer Ministro Iyad Allawi fue constituído el 18 de junio del 2004, tras los esfuerzos concertados y coordinados entre el Representante Especial de las Naciones Unidas para Irak, Lakhdhar Al-Ibrahimi, el Consejo de Gobierno de Irak (CGI) y la Administración Provisional de la Coalición (APC). El 28 de junio, la APC transfirió la soberanía al gobierno interino. Como resultado, la APC dejó de existir, el CGI fue disuelto y Al-Ibrahimi regresó a su cuartel general en Nueva York. Pero el mecanismo dejado atrás ha comenzado a funcionar como gobierno de facto. Aunque este gobierno lleva en el poder poco más de un mes, ha dejado una huella marcada en las políticas de Irak, tanto en las internas como en las externas. Lo que sigue es un informe del progreso interino. (1)

Los desafíos que afronta el Gobierno Interino
 
Desde sus inicios, Allawi ha enfrentado desafíos casi insuperables. Además de actos diarios de terrorismo dirigidos principalmente contra comisarías de policía, Irak afronta las amenazas del impredecible y a menudo radical clérigo chi'i Muqtada al-Sadr y su Ejército Mahdi. Hay Sunníes que se sienten marginados en el Irak post Saddam y en consecuencia se involucran en la resistencia e incluso en el movimiento terrorista. Hay kurdos que continúan recelosos hacia las intenciones de los árabes iraquíes respecto a las aspiraciones kurdas de autonomía dentro de un Irak federado, a quienes debe evitar alienar. Allawi tiene que realizar un equilibrio vis-à-vis con la fuerza multinacional, principalmente con las fuerzas norteamericanas predominantes, sin ser visto como una herramienta política norteamericana. Tiene que demostrar que Irak ha recobrado su soberanía, pero al mismo tiempo no puede ocultar su dependencia de las fuerzas norteamericanas para mantener relativamente bajo control la situación en el país. Por encima de todo debe tratar con una economía estancada, una infraestructura arruinada y una alta tasa de paro que persiste debido a que mientras grandes cantidades de ayuda ha sido comprometidas en Irak por Estados Unidos y un amplio abanico de donantes, la situación de la seguridad ha impedido al gobierno embarcarse en programas de reconstrucción y en la creación de nuevo empleo.
 
Además, Allawi se enfrenta a la presión de las fronteras de Irak al este y oeste con dos regímenes autoritarios, Irán y Siria, que han permitido que sus fronteras con Irak se conviertan en puntos de paso libre para islamistas de varios grados de extremismo, comprometidos a combatir contra América en suelo iraquí. Estos dos regímenes, al tiempo que existe claramente la preocupación de que una cultura democrática en Irak pueda superar sus fronteras y causar agitación política e inestabilidad, se quejan sonoramente de la ausencia de un gobierno electo en Bagdad, una forma de gobierno que ninguno de ellos ha tenido durante décadas.
 
Todos estos desafíos representarían una situación grave para cualquier gobierno, por no mencionar para un gobierno cuyos miembros afrontan a diario amenazas de aniquilación por coches bomba, ataques suicidas y otras armas letales.
 
La política del palo y la zanahoria (2)
 
Internamente, Allawi ha extendido una mano reconciliatoria al joven clérigo chi'i Muqtada al-Sadr, al levantar la prohibición impuesta por la APC sobre la publicación de su semanario, Al-Hawza Al-Natiqa, y llamándole a unirse al proceso político. Le siguió el levantamiento de la prohibición de la asignación de 6.5 millones de dólares para la construcción de una instalación de alcantarillado en el centro urbano de Al-Sadr, que es uno de los puntos fuertes de Al-Sadr. (3) Al mismo tiempo, ha llevado a cabo un proceso iniciado por la APC en sus últimos días en el poder, para poner fin a la des-Baathificación de Irak e invitar a los Ba'thistas, tanto funcionarios militares como civiles sin sangre en sus manos, a unirse a la reconstrucción del nuevo Irak. Ha ofrecido perdonar a aquellos involucrados en el movimiento de resistencia que no lo hayan estado en actos de violencia y que tengan la voluntad de deponer sus armas. Ha reafirmado a los kurdos el compromiso de su gobierno con un Irak democrático y federal que protegería la autonomía kurda lograda tras la derrota de Saddam en Kuwait en 1991. La reconciliación nacional se ha convertido en el mantra de Allawi así como también en una declaración de fe. (4)

Por otra parte, el gobierno de Allawi ha aprobado la Ley de Seguridad Nacional, que permite al gobierno declarar leyes de emergencia y toques de queda en las áreas afectadas por la violencia (se excluyeron las áreas kurdas). Él respaldó la ley con un rápido despliegue de fuerzas en conexión con la recientemente establecida Guardia Nacional de Irak para perseguir a los terroristas. (5) Ha amenazado a los terroristas con castigos severos, incluyendo la pena capital, que había sido abolida por la APC. En una reunión con representantes de lo que fue denominado fuerzas de 'resistencia', Allawi advirtió que a menos que depusieran sus armas los combatirá 'no sólo casa por casa, sino habitación por habitación'. (6) Mostrando valentía personal y demostrando su simpatía hacia las víctimas de la violencia así como su desafío a los autores materiales, Allawi ha visitado a menudo lugares en los que han detonado coches bomba. La voluntad de Allawi de usar la vara enérgicamente ha llevado a algunos de sus detractores a clamar que, al igual que Saddam, es un hombre que carece de impulsos democráticos.
 
Mejora de la seguridad interna
 
Hay pruebas crecientes de que a pesar de los actos de terrorismo, las actividades criminales 'tradicionales' - robos, secuestros, ataques y muchas otras formas de crimen - están en declive. La caída en la tasa de criminalidad puede atribuirse a tres factores: primero, el número de efectivos policiales y guardia nacional iraquí en las calles de Bagdad y en otras ciudades relevantes ha aumentado y la calidad del entrenamiento ha mejorado; segundo, los iraquíes parecen estar más abiertos a cooperar, y proporcionar información a sus autoridades de seguridad nacional que a las fuerzas de la coalición; y tercero, los servicios de inteligencia de recabar información han mejorado. El segundo factor en particular está empezando a tener impacto en las actividades de grupos terroristas al tiempo que la población iraquí condena cada vez más el asesinato aleatorio de civiles y la destrucción de los recursos económicos del país. (7)
 
La gira de Allawi por países árabes
 
Tras apenas un mes en el cargo, el Dr. Allawi se embarcó en una visita a varios países árabes, comenzando por Jordania y siguiendo con Egipto, Siria, el Líbano, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait. Hubo temas comunes en sus conversaciones con los líderes de estos países:
  • Restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Egipto, Arabia Saudí y Kuwait, suspendidas por Saddam tras la invasión de Kuwait en 1991, y con Siria, suspendidas al menos una década antes.
  • Garantizar la seguridad de las fronteras iraquíes con los países vecinos y cercenar el flujo de terroristas.
  • Asuntos bilaterales y comerciales.
Aparte de los asuntos generales discutidos con Allawi y sus interlocutores, hubo temas bilaterales que surgieron bien de la delegación iraquí o de sus anfitriones.
 
En Jordania, su primera parada, la recepción de Allawi fue excepcionalmente calurosa debido a una fuerte amistad personal que une a Allawi con el primer ministro jordano Faisal Akef Al-Fa'iz. Basta decir que el Acuerdo Nacional de Allawi fue el único grupo de oposición a Saddam al que le fue permitido operar desde Jordania. (8) Durante el régimen de Saddam, Jordania importó petróleo de Irak a un precio fuertemente rebajado como gesto de generosidad de Saddam hacia su vecino, que se había negado a unirse a la coalición que expulsó a su ejército de Kuwait. Jordania ha buscado renovar este arreglo. Allawi estaba de acuerdo, pero las condiciones de concesión serán menos generosas que antes y la duración más limitada. A cambio, Jordania prometió utilizar su experiencia en su guerra contra islamistas para ayudar a Irak a combatir el terrorismo en su territorio. (9)
 
En el caso de Egipto, Allawi buscó obtener, aparentemente sin éxito, un compromiso del Presidente Mubarak para unirse a la fuerza multinacional en Irak. Los egipcios buscaron un compromiso con Allawi para compensar a los obreros egipcios con 200 millones de dólares en pérdidas en las que incurrieron como resultado de la congelación de sueldos durante la campaña de Kuwait. No es probable que Allawi ofrezca algo a cambio de nada.
 
En Siria, Allawi se reunió con el Presidente Bashar Al-Assad y acordó renovar las relaciones diplomáticas suspendidas en 1981 y abrir un nuevo capítulo en las relaciones entre los dos países. Las dos partes firmaron varios memoranda de mutuo entendimiento con respecto al transporte, la venta de crudo iraquí a Siria y la compra de productos derivados del petróleo por parte de Irak. Sin embargo, las altas expectativas generadas por esta visita no duraron mucho. Apenas una semana después de la reunión Allawi-Assad, el ministro de exteriores sirio, Farouq Al-Shara', cuestionó la legitimidad del gobierno iraquí. (10) Allawi dio una vuelta de tuerca: 'Según las normas de legitimidad de Oriente Medio, el gobierno iraquí es legítimo'. (11) Antes, Allawi negó las afirmaciones sirias de que los israelíes estén operando desde el norte de Irak. Un diario iraquí argumentó que hay bastantes espías iraníes en el Kurdistán y que de haber israelíes, los espías iraníes los habrían descubierto, y que las alegaciones sirias son intencionadas meramente para perturbar las relaciones entre los kurdos y los árabes. (12)

En el Líbano, el centro de atención principal fue el papel del sector privado libanés en la revitalización de las relaciones comerciales entre los dos países y los pagos vencidos a industriales libaneses y comerciantes de bienes entregados bajo contratos al régimen anterior. (13) Allawi ha planteado la cuestión de los 500 millones de dólares en depósitos de bancos libaneses por el régimen de Saddam. De la conferencia de prensa conjunta entre Allawi y el premier libanés Hariri quedó patente que los libaneses no son más partidarios de este dinero de lo que lo son los sirios de los depósitos iraquíes en sus bancos, que se estiman también en 500 millones de dólares.
 
En Arabia Saudí recibió un compromiso de ayuda en la forma de 1 billón de dólares, la mitad de éste en préstamos bajo condiciones de concesión y la otra mitad en garantías de exportación.
 
En los Emiratos Árabes Unidos, la visita pareció ser de cortesía y la prensa local tuvo poco que informar sobre ella.
 
En Kuwait, la visita fue principalmente de significado histórico debido a la invasión iraquí de Kuwait en 1990. Allawi ha ido a Kuwait para limar asperezas así como para quizá frenar el insaciable apetito de Kuwait por compensaciones de Irak por el daño causado en la invasión de Saddam.
 
En todas sus visitas oficiales el Dr. Allawi fue recibido según las reglas del protocolo diplomático, dando extensas credenciales a la legitimidad de su gobierno.
 
Crítica al gobierno de Allawi
 
Escribiendo en el diario iraquí Al-Zaman bajo el título 'Racionalizando el Mensaje del Gobierno', Samir Ubaid concluye que la ausencia de lenguaje diplomático hacia Siria e Irán junto con la mano fuertemente descuidada interna están lejos de ser recetas para la paz y el orden. Ubaid escribe: 'Llamamos sinceramente a la racionalización del mensaje del gobierno interino. El lenguaje intimidatorio [hacia Irán por parte de dos de los miembros del gabinete de Allawi] (14) no servirá a los intereses de Irak y no asustará a Irán. Al contrario, puede aumentar su arrogancia… También puede dañar las relaciones con los países vecinos. Estos países están hasta la coronilla de las amenazas e indirectas en contra de ellos del enterrado régimen de Saddam. Las amenazas del ministro de defensa de desplazar el campo de batalla a estos países son muy divertidas debido a que no hay la menor simetría [de poder] entre estos países y el Irak de la actualidad, que sufre el derrumbe de sus fronteras.'(15)

Hay también una crítica constante al fracaso del gobierno a la hora de aliviar la severa escasez de energía, particularmente durante los difíciles meses de verano en Bagdad. Sobre todo, el percibido fracaso del gobierno interino a la hora de establecer seguridad y orden está en la mente de todos.
 
Conclusión
 
Objetivamente, el gobierno interino iraquí y Allawi en particular tienen el mérito de lo siguiente:
 
·         Haber ganado la aceptación de su gobierno tanto interna como externamente, y afirmarse como el líder iraquí a ser tomado en cuenta.
 
·         Haber respaldado la Ley de Seguridad Nacional con un despliegue rápido de fuerza en conexión con la Guardia Nacional para perseguir a los terroristas. (16)
 
·         Haber actuado con una política de reconciliación nacional en sinergia con varias agrupaciones políticas, incluyendo representantes del partido Ba'th, en el proceso político.
 
·         Establecer un Consejo Supremo para Petróleo y Gas que vigilará el precio y la salida del crudo iraquí. (17)
 
·         Haber enmendado las relaciones con los países vecinos y reestablecido relaciones diplomáticas que fueron suspendidas por Saddam Hussein.
 
Sin embargo, el gobierno interino deberá prestar más atención al vínculo entre economía y terrorismo. Un alto porcentaje de paro es causa de desesperación entre los jóvenes, que podrían convertirse en una fuente de reclutas listos para el movimiento de resistencia.

 
* El Dr. Nimrod Raphaeli es analista veterano del Programa de Estudios Económicos de Oriente Medio del MEMRI.
 
Notas al pie:
 
(1) El Dr. Iyad Hashem Allawi, MD, nació en Bagdad en 1946 en una distinguida familia chi'i. Su padre era médico y su madre la hija de Adil Ussayran, el portavoz del parlamento libanés, un puesto creado por la comunidad chi'i bajo el sistema constitucional en el Líbano. Estudió medicina en la Universidad de Bagdad donde se convirtió en activista del partido Ba'th. Después de un tropiezo con Saddam Hussein, Allawi se escapó a Inglaterra en 1971 donde residió hasta la caída del régimen en abril del 2003. Mientras estaba en Inglaterra, los agentes de Saddam irrumpieron en su casa y le apuñalaron varias veces, dándole por muerto. Sobrevivió al ataque y estableció un grupo de oposición a Saddam, el Acuerdo Nacional Iraquí (Al-Wifaq Al-Watani). Una vez seleccionado para el puesto de primer ministro interino, Allawi se movió en muchos frentes con determinación, propósito, y coraje personal a pesar de la determinación de los grupos terroristas de socavarle y hasta matarle. Más espeluznantes fueron las palabras anunciadas en la página web del archi terrorista Abu Mus'ab Al-Zarqawi, líder del movimiento islamista 'Al-Tawheed wal-Jihad' (Monoteísmo y Jihad). Tras fracasar en un primer intento de matar a Allawi disparando misiles contra su casa, Zarqawi bramaba en internet: 'Anuncio que el que te dañe, oh Allawi. Si has sobrevivido a los misiles de la muerte que han vertido la desgracia en tu casa temblorosa, gracias a Alá, permanecerá llena de las flechas de la muerte.' Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 15 de julio del 2004.
Para una biografía más detallada del Dr. Allawi, véase la Serie de Investigación y Análisis del MEMRI No. 182, del 18 de junio del 2004, 'Los Nuevos Líderes de Irak (2): El Primer Ministro Interino Iyad Hashem Allawi y el Gobierno Interino.'
 
(2)Hay dos artículos sobre el tema. El primero del columnista Nidhal Al-Leithy, 'La economía iraquí y la lucha contra el terrorismo', Al-Zaman (Irak), 13 de julio del 2004, y 'El primer ministro iraquí adopta la política del palo y la zanahoria', Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 22 de julio del 2004.
(3) Al-Sabah (Irak), 25 de julio del 2004.
(4) Al-Hayat (Londres), 15 de julio del 2004.
(5) Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 15 de julio del 2004.
(6) Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 13 de julio del 2003.
(7) Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 24 de julio del 2004.
(8) Al-Shira' (Irak), 12 de julio del 2004
(9) Al-Hayat (Londres), 20 de julio del 2004.
(10) Bagdad (Irak), 25 de julio del 2004. Bagdad es el diario oficial de Al-Wifaq Al-Watani.
(11) Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 28 de julio del 2004.
(12) Al-Mu'tamar (Irak), 24 de julio del 2004.
(13) Al-Nahar (el Líbano), 27 de julio del 2004
(14) Ver MEMRI Despacho Especial No. 750, 20 de julio del 2004, 'Ministros iraquíes de Defensa e Interior acusan a Irán de terrorismo contra Irak, y amenazan con represalias dentro de Irán'.
(15) Al-Zaman (Irak), 23 de julio del 2004
(16) Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 15 de julio del 2004.
(17) Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 17 de julio del 2004.  
 
www.memri.org