El plan de los Demócratas para la victoria en Irak

por Larry Elder, 7 de marzo de 2007

(Publicado en Creators.com, el 22 de febrero de 2007)

Ya se puede decir. Los Demócratas sí tienen un plan de victoria en Irak. Es tan simple como brillante -- confundir, despistar y sorprender al enemigo.
 
'[Votar a favor de la resolución conjunta para dar autorización a Bush para utilizar la fuerza contra Saddam Hussein fue] la decisión más difícil que nunca he tenido que tomar, pero voté con convicción. Quiero que este presidente, o cualquier futuro presidente, se encuentre en la posición más fuerte posible para encabezar a nuestro país, Naciones Unidas o la guerra' -- Senadora Hillary Rodham Clinton, D-N.Y., 10 de octubre del 2002.
 
¿Pero en la Cámara no acaba de votar una resolución oponiéndose al plan del presidente de incrementar los niveles de tropas en Irak? ¿Y no votaron también a favor de la resolución conjunta del 2002 autorizando la guerra todos los senadores Demócratas -- en el cargo en aquel momento -- que ahora se presentan a presidente? Pero todos estos senadores ahora apoyan alguna forma de retirada para una fecha concreta. Se trata de confundir a nuestros enemigos.
 
'Lo que he dicho es que sí creo que necesitamos más tropas' -- Senadora Clinton, 7 de diciembre de 2003.
 
¿Pero no votó el Senado unánimemente -- 81 a 0 -- para confirmar al General David Petraeus como el nuevo mando militar en Irak? ¿Y no apoya Patraeus el plan del presidente de incrementar los niveles de tropas, llamando necesario a este 'incremento gradual' para lograr nuestros objetivos? Pero aún así, los mismos Demócratas -- con algunos Republicanos -- que votaron a favor de Patraeus se oponen al plan para lograr sus, y los objetivos declarados del presidente. Ahora mismo, en alguna parte de Irak, algún confuso simpatizante de al Qaeda tiene que estar diciendo, 'Ningún gobierno puede ser tan disfuncional'.
 
'[El Secretario de Defensa Donald Rumsfeld] no fue a Irak con las tropas suficientes para establecer la ley y el orden' -- Senadora Clinton, 3 de agosto del 2006.
 
Tras las elecciones del año pasado, los votantes se deshicieron de los Republicanos y pusieron a los Demócratas a cargo tanto de la Cámara como del Senado. Los Demócratas llamaron a esto un referéndum sobre la guerra en Irak, y argumentaban que los votantes querían sacar a las tropas. ¿Pero no encontraba una encuesta reciente de la CBS un 50% de americanos realmente positivos en materia de 'las perspectivas de éxito a largo plazo' en Irak? Solamente el 8% de los americanos quería 'bloquear toda financiación' a las tropas. Con respecto a la resolución no vinculante anti-incremento, el 45% decía que el Congreso no debía aprobarla, frente al 44% que decía que el Congreso debía hacerlo. En cuanto a los niveles de tropas, solamente el 28% pide sacar todas las tropas de Irak.
 
'En lugar de la escalada de tropas americanas -- que no creo que vaya a contribuir al éxito a largo plazo en Irak -- deberíamos iniciar un redespliegue de tropas americanas por fases como modo de presionar al gobierno iraquí para que asuma la responsabilidad de su propio futuro y seguridad' -- Senadora Clinton, 17 de enero del 2007.
 
Pero cuando una encuesta reciente del Investor's Business Daily/TIPP preguntaba a los americanos, '¿Cuán importante es una victoria americana en Irak?', un 42% decía 'muy importante', y el 24% decía 'importante en alguna medida'. Solamente el 13% decía, 'no es importante en absoluto'. Pero alrededor de 70 Demócratas de la Cámara -- en una propuesta de ley de verdadero ingenio diseñada para mantener despistado al enemigo -- constituían el Out of Iraq Caucus, para crear erróneamente la impresión de este sentir americano popular reflejado.
 
Mientras tanto, el Representante John Murtha, D-Pa. (que también votó a favor de la guerra), simula querer ir aún más allá. Se jacta en la práctica de un plan para suspender la financiación a hurtadillas: 'No serán capaces de continuar. No podrán llevar a cabo el despliegue. No tendrán el equipo, no tendrán el entrenamiento, y no serán capaces de realizar la labor'. Las cabezas de nuestros enemigos deben estar echando humo.
 
'Si yo hubiera sido presidente en el 2003, nunca habría iniciado esta guerra, y si aún está en marcha cuando sea presidente en el 2009, le pondré fin' -- Senadora Clinton, 12 de febrero del 2007.
 
De modo que ahí lo tenemos. El Congreso -- con apoyo Demócrata sustancial -- vota a favor de autorizar la guerra. Muchas de las mismas personas que votaron a favor de la guerra ahora se oponen a ella. De modo que aprueban una resolución, no vinculante y por tanto carente de cualquier capacidad legal para impedir el incremento de tropas. El Senado confirma unánimemente, como principal mando en Irak, a un general nuevo con experiencia en contrainsurgencia -- después se opone al mismo incremento de tropas que apoya. Los Demócratas, con algunos Republicanos, afirman que las elecciones del año pasado demostraron que los americanos quieren salir de Irak, incluso si las encuestas demuestran lo contrario.
 
Esto podría explicar el motivo por el que Muqtada al-Sadr salió presuntamente como alma que lleva el diablo a Irán. El inteligente plan de los Demócratas corroe a al Qaeda, los militantes baazistas, los escuadrones sunníes de la muerte y las milicias chi'íes, que ahora tiemblan pensando '¿qué van a sacarse de la manera estos tipos ahora?'
 
Sun Tzu, en 'El arte de la guerra', dice 'es lo mismo en todas las batallas. Utilizas un enfoque directo para confrontar al enemigo. Utilizas la sorpresa para ganar'. ¡Brillante, Demócratas! ¡Absolutamente brillante!


 

 
 

© 2007 Creators Syndicate, INC.