Cartas Batuecas. Hablan los militares

por Hernando Cortés Monroy, 24 de septiembre de 2008

Ciertamente si la Defensa en España no está en crisis, no se puede entender que haya que hablar ni de insuficiencia de presupuestos, ni de falta de tropa (soldados y marinería). Y sin embargo, son dos de los problemas más graves que aquejan hoy a las Fuerzas Armadas españolas. No vamos a exponer consideraciones políticas, que también las hay, sino exclusivamente problemas profesionales, que debieran constituir la prioridad del Ministerio, en lugar de crear nuevas direcciones generales y aumentar la considerable burocracia que ya existe en el Paseo de la Castellana.
 
El Ejército de Tierra español vive en una permanente crisis existencial desde antes del fin de la Guerra Fría, y casi ya se ha perdido la cuenta de los planes de reestructuración y de nuevas unidades (Fuerza de Maniobra, Fuerza Terrestre, Fuerza de Acción Rápida) que se han ido creando. Cada plan ha supuesto siempre una nueva reducción y nunca ha conllevado mejoras sustanciales, aunque no se duda de la buena voluntad de los planificadores.
 
En cuanto a los materiales el Ejército de Tierra sufre un retraso histórico. Entrado el siglo XXI está incorporando ahora los elementos fundamentales de la guerra mecanizada aeroterrestre adoptada por los países de la OTAN en los años ‘80, la llamada Batalla Aeroterrestre (Airland Battle): el carro de combate Leopard 2E, el vehículo de combate de infantería Pizarro y el helicóptero de ataque Tigre. Los tres programas no sólo llegan tarde, sino que han sufrido enormes retrasos y problemas, debido a los problemas de contratación y de puesta a punto de un esquema industrial a gusto de los políticos del momento.
 
Para colmo, para el Ejército de Tierra sus principales programas tecnológicos han sido irrelevantes, desde el punto de vista práctico, en el quehacer diario de las misiones internacionales, ya sea en Bosnia, Kosovo, Líbano, Iraq y Afganistán, donde las misiones diarias se han hecho y se hacen en los ya superados y obsoletos BMR, que han costado ya no menos de 10 muertos. Y lo que es aún peor: los programas de adquisición de nuevos vehículos protegidos MRAP que fueron lanzados con carácter de urgencia, por no haber efectuado la previsión conveniente, tienen problemas y retrasos y todavía no hay ninguno en servicio operativo.
 
Lo que sigue son tres cartas dirigidas a un oficial superior del Ejercito de Tierra, por parte de un amigo personal -un general de división-, y dos antiguos subordinados -un comandante y un teniente coronel-, todos ellos en puestos de responsabilidad, y con conocimiento de los problemas que exponen. La situación que exponen es prácticamente coincidente, y revela la gravedad existente, que contrasta con las alegrías de la Ministra, y la irresponsabilidad de un gobierno que, sin duda, conoce lo que ocurre y lo oculta deliberadamente. Las cartas han sido convenientemente retocadas para preservar las identidades del destinatario y los remitentes, por motivos obvios.
 
Primera carta
 
Mi querido amigo y compañero:

Sobre los comentarios que me trasmites, no son más que verdades a medias, aunque es el ambiente que se maneja en los Estados Mayores y que nos llega de rebote…
 
Los estados mayores y especialmente el nuestro, del Ejercito de Tierra, ya sabes como trabajan y no hay que echar la culpa, exclusivamente, al mando de las Divisiones o superiores, mucha culpa la tienen los 'curritos', es decir algunos comandantes y tenientes coroneles. En mi caso las relaciones con el Estado Mayor no son todo lo buenas que tenían que ser pero con los analistas en relación con mi Secretaría Técnica tampoco son abiertas y diáfanas. Como siempre el EME. 'se lo guisa y se lo come' y cuando toca revolver, nos llega a nosotros 'mal y tarde'.
 
Este año -y por desgracia los venideros- son malos, no solo para las Fuerzas Armadas, sino para todos los ciudadanos españoles en general, crisis, paro, economía por los suelos… Bastante tenemos con intentar sacar el presupuesto para adelante, intentando dotar a nuestras unidades, especialmente las del exterior, con lo mejor. Ese es mi empeño, pero muchas veces choco frontalmente contra el muro del propio Estado Mayor que son los que deben asesorar al JEME en su confrontación con los distintos organismos superiores.
 
Yo, personalmente o representantes míos -según el nivel-, asistimos a videoconferencias (las que nos permite el EME) o a reuniones. En mi caso, al mas alto nivel del ET, en el seguimiento de operaciones en el exterior y también leo diariamente los informes logísticos de las zonas de operaciones. Se ha hecho un gran esfuerzo en la compra e instalación de inhibidores. ¿Que no son los mejores? por supuesto, pero aun con problemas, resuelven el día a día en operaciones. Cuando tengamos fondos iremos a uno mejor que tenemos previsto adquirir. Se han comprado por parte del Ministerio el 4x4 de escuadra (LMV de IVECO) y el 4X4 de pelotón (parece ser que el Ministerio va a decidir el RG-31, sudafricano), que no son los que tal vez el Ejército de Tierra hubiera elegido, pero es el Ministerio quien decide. Lo de los repuestos es otro problema, pero los mismos responsables en la zona de operaciones no saben, a veces, lo que tienen (guardados en contenedores) pero en el área del Mantenimiento dicen que no existe problema.
 
Otro problema en el exterior, es el empleo hasta el límite operativo máximo del material, empleándolo en misiones sucesivas sin hacer bien el mantenimiento correspondiente. Esto no es problema de repuestos, sino del “ardor guerrero” de nuestros mandos operativos dependientes en sus cometidos directamente del EMAD. En cualquiera de las zonas de operaciones, la alimentación y el vestuario son, sin embargo -con las limitaciones, a veces de falta de stocks de tallas para los muchos sudamericanos que tenemos-, es muy buena.

Sobre la cúpula y sus visitas recientemente a las zonas de operaciones, creo que hay que dejarles trabajar y en nuestro caso, tengo una gran confianza en nuestro nuevo JEME, al que conozco desde hace muchos años, y que espero y deseo de corazón sepa transmitir nuestras peticiones y nuestros anhelos a quien tenga capacidad de resolver, aunque la situación económica de España no permita muchos excesos en la sociedad y por tanto en la dotación económica de nuestras Fuerzas Armadas.
 
Se que es difícil, pero por nuestra parte no quedara. El trabajo, esfuerzo y quehacer diario, tal vez no me permiten ver la luz pero como siempre intento ser positivo, defendiendo mis postulados (otra cosa, es que me hagan caso) en beneficio de nuestras unidades. Es mi meta y es mi fin y poco a poco, he conseguido cosas (la verdad, es que pocas según lo que me propuse en su día, a mi nivel) y seguiré luchando por conseguir más.
 
AUNQUE SUENE COMO UN TÓPICO, TENGO CIERTA ESPERANZA EN UN FUTURO DIFÍCIL Y COMPLICADO.
 
Un fuerte abrazo
 
Segunda carta
 
'Mi Coronel,
 
Efectivamente me he incorporado ya a mi puesto y desde hace una semana estoy de permiso.
 
Como Vd, creo que ya es hora de empezar a decir las cosas. Aunque también estoy de acuerdo en que no surtirá mucho efecto.
 
La situación es mucho peor de lo que uno se pueda imaginar, e independientemente de la Ministra y la cúpula, el ET tiene gran parte de la responsabilidad como Vd. ya dice. Es penoso, pero así es. También es cierto que la clase política desconfía profundamente del ET y prefiere que ande en desguace.
 
Estoy asistiendo semanalmente a las tres videoconferencias con las zonas de operaciones, me leo todos los informes que envían y mis sorpresas son mayúsculas. Se están mandando mensajes SOS que no son atendidos y desde el EME se pide paciencia.
 
Los 'famosos y esenciales' inhibidores no funcionan por el calor y por estar mal situados sobre los vehículos: No funciona ninguno a partir de la primera hora de patrulla. Se llevan pidiendo unas radios HF para enlazar en movimiento desde hace meses y no hemos sido capaces de adquirirlas, no hay médicos -se dan de baja en cuanto les mandan- y sin ellos no se puede salir de las bases, los VAMTAC no tienen repuestos -la empresa no es capaz de proporcionarlos-, los BMR están fundidos y no pueden más -amortiguadores, cilindros de halón, rótulas.-), y no hay equipos de transmisiones para enlazar con el vehículo cuando se pone pie a tierra.
 
Sobre la visita de la nueva cúpula militar a las zonas de operaciones en Afganistán y Líbano, pienso que harán como hicieron sus antecesores, como hizo el General Sanz Roldán durante 4 años ¡cuatro! Y darán conferencias y seminarios donde hablarán de la transformación de las FAS y del porcentaje de mujeres y guarderías. Sonreirán y procuraran departir amablemente con todos aquellos de los que dependan sus carreras. Mentirán y se encogerán de hombros mientras las tropas desplegadas siguen sin los medios adecuados.

En Qala i Naw o en Herat no se pueden preocupar de algo que ni siquiera tienen en dotación, algo que lleva meses en las explanadas al sol, que nadie ha visto ni probado. Ya no se creen nada. Están intentando que lo que tienen salga adelante. Luchan por sobrevivir en la miseria en la que les tenemos instalados. Ni siquiera saben lo que son los MRAPs. Y no es broma.'
 
Esta es mi percepción de la situación. En el segundo semestre de 2009 la recién creada Brigada de Canarias hará el relevo en Afganistán. Una Brigada que tiene hoy todavía un 70% de antiguos fusiles de asalto Cetme L, y que está al 35% de la plantilla de vehículos. Una Brigada que no tiene radios PR4G y ni siquiera puede establecer redes de mando al no disponer de los vehículos Mercurio. ¡Una Brigada que todavía tiene Cañones Sin Retroceso de 106 mms sobre NISSAN como principal arma ContraCarro!: Un arma que data de los años ´50. Una Brigada que sería la que proporcionaría el componente terrestre en la Fuerza Conjunta de Reacción Rápida si tuviese que salir en misión, a partir de enero de 2009.
 
Con todo, igual que la falta endémica de helicópteros, quizás es mejor que todo esto no se sepa.
 
Imagínese que panorama.
A sus órdenes
 
Tercera carta
 
Mi coronel,
 
Tengo hoy una mañana tranquila después de la locura de julio y aprovecho para que charlemos un rato.
 
En primer lugar sobre los problemas en el exterior. Comparto en su totalidad su punto de vista, pero creo que la mayor culpa de todo, la tienen o tenemos nosotros mismos. Los políticos son lo que son y no está en nuestra mano solucionarlo, pero la falta de planificación de nuestro Ejército es tremenda. Se comportan en el aspecto técnico como los árabes, sin previsión ni planificación, y a última hora a comprar lo que se acaba de ver en una revista. Eso no es así en ningún sitio civilizado.
 
Los MRAP se han comprado sin participación real de la industria española, porque, evidentemente, con esos plazos es imposible. En lo que tengo mis dudas es sobre si estos vehículos van a ahorrar muchas vidas. En mi opinión no es, en definitiva, más que una forma por parte de los políticos de poder decir cuando asistan al siguiente funeral, que hacen todo lo posible para que el material que tienen las tropas sea el más moderno del mundo. Estos vehículos no valen casi para combatir -los pesados-. Son una especie de 'papamóvil' para darse una vuelta cerca de la base.
 
Lo de los inhibidores tres cuartos de lo mismo. Estuve en el Parque de Ingenieros donde los montan... lo hacen ellos directamente, y sinceramente no hay nivel de conocimientos en un Parque para eso. Dada la urgencia no son más que soluciones apresuradas. Por otro lado las pruebas de compatibilidad electromagnética que hacen son casi inexistentes y no conocen los vehículos lo suficiente. Es un tema delicado que no se puede improvisar.
 
Para mí este es el verdadero problema. Uno de nuestros comandantes ha estado en Afganistán en el Cuartel General de la OTAN. Según contaba todas las semanas hay muertos de casi todo el mundo, menos de los españoles que han optado casi por no salir de la base, para cumplir las órdenes de 'cero' bajas. Estamos quedando como unos auténticos cobardes, y nadie entiende nuestra forma de proceder. Para una misión como la de Afganistán hay que contar con bajas, pero no porque se salgan las ruedas de los Aníbal.
 
El principal problema, no nos engañemos, reside en que nuestros políticos y los generales del Ejército, en su mayoría, no pretenden ,más que 'fingir' que se cumplen unas misiones para dar cobertura a una política exterior, en el fondo completamente falsa, y eso a base del prestigio del Ejercito y de los españoles. Se va al exterior para 'no actuar'.
 
Respecto de los BMR,s ¿es que en el ET no hay BMR,s que funcionen? Es antiguo pero ha habido varios programas de modernización. ¿Es que no hay radios PR4G,s para operaciones? No nos engañemos, la logística del ET es desastrosa, por muchos motivos y a casi todos los niveles. La lleva gente con poca experiencia o desmotivada, porque su labor no tiene recompensa alguna. Y no digamos como están los Parques de Mantenimiento y los criterios que siguen, que de eso ahora se algo. ¡Si vieras los repuestos que se compran!
 
El otro día me enteré de que desaparece la Subdirección de Programas del Ejército y los Jefes de Programa despacharán directamente con el Director de Sistemas ¡todo un prodigio de organización! Sobre GD-SBS se está presentando una cambio, que pienso que de seguir adelante les va a perjudicar completamente. Por lo que se ve, se quiere centralizar su actividad a nivel europeo totalmente. Esto es, su representante de vehículos de rueda -que ahora es un australiano que trabaja en Suiza-, será el responsable de todos los vehículos rueda para todos los países. Si hay un programa de ruedas en España dependería de él -es decir el nuevo MRAP-, y no de ningún español de SBS. Es más se dice que puede desaparecer el nombre 'Santa Bárbara'.
 
En cuanto a la industria de defensa, si se ve que el nuevo Secretario de Estado se está interesando. De hecho ya ha habido reuniones y están dándole vueltas al tema de los presupuestos y a la financiación de nuevos programas. Se pide que se desarrollen nuevos productos e ideas, lo cual no es malo. Ya veremos si se plasma en algo. Lo que no podemos, desde luego, en este periodo de crisis es contratar únicamente con empresas que solamente venden horas de trabajo sin aportar nuevas tecnologías, como SBS. Ya veremos cómo va el tema. Al ET la tecnología no parece que le interese mucho, solo el día a día, y luego se quejarán de que no cuenten con ellos (caso de los contratos del Lince de IVECO y del posible MRAP con GD-SBS).
 
Un abrazo y recuerdos.
A tus órdenes”
 
Así están las cosas, y si estando así, en el Ministerio todavía encuentran tiempo para pensar en leyes de desclasificación de archivos, crear nuevos organismos y definir nuevas estrategias de seguridad y grandes planes o experimentos, entonces es que estamos mucho peor de lo que parece y hay muy pocas esperanzas ya.