A mayor libertad, mayor prosperidad económica

por John Stossel, 31 de enero de 2008

Los periódicos de esta semana están llenos de predicciones de una recesión inminente, y tal vez estén en lo cierto. Pero la gran noticia no relatada es la buena: el boom mundial del crecimiento económico.
 
'Creo que uno de los secretos mejor guardados es que el mundo se encuentra en medio de un boom económico, y está impulsado en gran medida por incrementos e la libertad económica', dice el profesor de economía James Gwartney, director del Centro Stavros para el Avance de la Libre Empresa y la Educación Económica de la Universidad pública de Florida. 'El mundo se ha vuelto más libre y, al mismo tiempo, el crecimiento se está disparando hasta nuevas cotas. Durante 1995 hasta el 2005, el ritmo de crecimiento del producto interior bruto per cápita en 99 países de los que hay disponibles datos se ha incrementado hasta el 2,2%, casi el doble del ritmo de las últimas décadas. Desde el 2000, el ritmo de crecimiento anual del producto interior bruto per cápita ha sido aún más rápido, del 3,2%'.
 
Conforme el mundo se vuelve más libre, dice Gwartney, se vuelve más rico.
 
Él debe saberlo. Durante años, Gwartney y Robert Lawson, de Capital University, han compilado un índice que ilustra la sólida relación entre libertad económica y crecimiento económico. El índice más reciente, que abarca el 2005, era publicado recientemente por la Economic Freedom Network, que comprende a más de 70 instituciones políticas en todo el mundo, desde Albania hasta Zambia.
 
La versión que nos cuenta el índice no podría ser más clara: la libertad económica da lugar a estándares de vida elevados.
 
Esta conclusión no debería ser nueva, pero desafortunadamente lo será porque los prejuicios hacia la motivación del beneficio y los derechos de la propiedad llevan a muchos a creer que la coacción gubernamental es mejor mejorando la vida que el libre mercado.
 
¿Qué se entiende exactamente por libertad económica? En palabras del informe, 'Los particulares tienen libertad económica cuando... son libres para utilizar, intercambiar o entregar sus propiedades mientras sus acciones no violan los derechos idénticos de los demás”.
 
Los investigadores evaluaron a los países en función de cinco criterios: tamaño del gobierno, seguridad de la propiedad, acceso a divisa manejada con responsabilidad, libertad para comerciar a nivel internacional, y niveles de regulación.
 
Los cinco países más libres en el 2005 fueron Hong-Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza y Estados Unidos. Es una ligera caída en el caso de Estados Unidos, que en el 2004 aparecía en el tercer puesto. Nunca llegamos a pasar del segundo lugar (en el 2000).

Los cinco siguientes son el Reino Unido, Canadá, Estonia, Irlanda y Australia. Los cinco a la cola son la República del Congo, Angola, la República Democrática del Congo, Myanmar y Zimbabwe.
 
Es difícil pasar por alto la idea: las naciones más libres son lugares mucho más tranquilos en los que vivir. Los países con poca o ninguna libertad económica convierten la vida en un infierno para todo el mundo excepto para los políticos o los dictadores en el poder (e incluso para algunos de ellos).
 
La buena noticia, explica Gwartney, es que la libertad económica está creciendo. 'La puntuación media de los 99 países de los que hay disponibles datos de manera continua desde 1980 ha crecido del 5,5 en 1985 al 6,6 en el 2005', dice. 'Los principales factores que subyacen a este incremento son tipos fiscales variables en función de ingresos más reducidos, una política monetaria más estable, aranceles más reducidos y menor regulación del comercio internacional con cierta relajación a las restricciones al movimiento de capitales'. Los datos de Gwartney también demuestran la relación entre libertad económica y renta. Conforme los países se vuelven más libres, el producto interior bruto per cápita se eleva. Las naciones menos libres tienen un producto interior bruto cápita de alrededor de 3300 dólares. El grupo en el siguiente escalafón de libertad tiene un producto interior bruto per cápita de alrededor de 6100 dólares; el siguiente, de 10.773 dólares. El grupo de naciones más libres aparece en más de 26.000 dólares.
           
Los datos de Gwartney muestran que es mejor ser pobre en un país más libre que en un país menos libre. En los países más libres, el 10% más pobre de la población gana de media más de 7300 dólares al año frente a 905 dólares en los países más pobres. Y por supuesto, en una sociedad libre, con frecuencia la gente abandona los grupos de mayor pobreza.
 
Finalmente, el estudio también descubre una correlación firme entre libertad económica y calidad ambiental.
           
Queda demostrado más allá de cualquier duda. La libertad económica conduce a cosas buenas, al tiempo que la coacción gubernamental conduce a la pobreza y la opresión.
           
Es sorprendente que algunas personas aún encuentren polémico el libre mercado.

 
 
Ó 2008, JFS Productions, Inc. Distributed by Creators Syndicate Inc.